Buscar
Generic filters

Banner web 1140x380 1

AGRESION A UN MENOR DE EDAD EN UN CAMPO DE GOLF EN TENERIFE.

 |  Jose Royo  | 


Por José Royo.

Ayer jueves día 29 de julio a las 14:00 saltaban todas las alarmas en la casa club de un campo de golf de Tenerife por una presunta agresión a unos niños.

Por allí aparecían dos menores de edad que estaban jugando al golf y uno de ellos presentaba la cara completamente ensangrentada. Los dos se encontraban muy nerviosos y en shock por lo que había sucedido minutos antes que comenzaron a relatar a las personas que allí estaban.

Al parecer mientras se encontraban finalizando el hoyo 14, una persona que venía jugando sola por detrás empezó a gritarles y a increparles en inglés, haciendo gestos para que jugaran más rápido. Los dos menores que son handicaps muy bajos y se encaminaban hacia el tee del 15, le dijeron que ya habían dejado pasar dos partidas, que se acababan de dar cuenta de que lo tenían detrás y que si quería podía pasar también, que ellos no tenían prisa y que iban entrenando.

En ese momento, y según la versión de los niños, este individuo de 1,80 de estatura y 100 kilos de peso, se abalanzó sobre el que estaba hablando y le empezó a zarandear, propinándole un golpe un en la cara, haciendo que el niño cayera al suelo y comenzará a sangrar profusamente por la nariz.

Ante esta reacción el otro se quedó en shock observando como este individuo, lejos de arrepentirse de lo que había hecho, cogía el palo que llevaba en las manos (al parecer el Driver) y le propinaba un golpe al niño en la cabeza, producto del forcejeo.


Al percatarse de que el niño tenía toda la cara llena de sangre el hombre, demostrando una insensibilidad supina y una catadura moral cuestionable, siguió jugando sin más, dejando atrás al niño ensangrentado y al otro perplejo y sin entender absolutamente nada.

Rápidamente el amigo del agredido socorrió al que había recibido la agresión y se encaminaron urgentemente en el buggie del Marshall hacia la casa club, llamando de camino al padre de la víctima comunicándole lo sucedido, llegando este casi a la par que su hijo a la casa club y quedándose estupefacto por lo sucedido.


De inmediato se avisó a la Policía Local y Guardia Civil para que se personaran urgentemente en el campo de golf, quedando el padre y otros jugadores en las proximidades del green del hoyo 18 a la espera de que este individuo llegase.

Unos minutos más tarde aparecía el agresor por el hoyo 18 siendo interpelado por el padre de la víctima para que le diese alguna explicación de lo que había sucedido. Este individuo en un primer momento intentó abandonar el campo cosa que fue impedida por los padres de uno de los menores y otros jugadores que retuvieron a dicho individuo hasta la llegada de la Guardia Civil, demostrando mucho aplomo y cordura porque la situación era muy tensa actuando de una forma muy fría y coherente.

En esos momentos llegó Policía Local y Guardia Civil identificando plenamente a dicho individuo en el parking, tratándose de un ciudadano británico residente en el Sur de Tenerife. Al estar plenamente identificado, con domicilio conocido y sin previsión de abandonar la isla en los próximos días se le dejó marchar. Al parecer había sido invitado por dos jugadores del propio campo que habían comenzado a jugar con él pero lo habían dejado solo en el hoyo 9, desconociéndose el motivo de esta acción.

Mientras esto sucedía en el campo, el  agredido era trasladado de urgencia a un centro hospitalario donde se le apreció una contusión severa en el cráneo produciéndole un “chichón” considerable y una desviación del tabique nasal sin aparente fractura que fue corregida mediante una intervención ambulatoria con anestesia, dándole el alta sobre la marcha. Se realizó el preceptivo parte facultativo para ser remitido a la autoridad judicial por parte del centro como marca la ley además de ser adjuntado por los padres del menor a la denuncia que interpusieron ante la Guardia Civil nada más salir del hospital, reservándose el derecho de interponer una querella criminal privada contra el agresor para mostrar su voluntad de mostrarse parte en el proceso.

Lo importante de la cuestión es que los menores se encuentran bien y tranquilos en su domicilio, recuperándose de las lesiones que podrían haber sido muchísimo más graves y del susto por la situación tan desagradable vivida.

La dirección del campo lamenta profundamente y condena enérgicamente lo sucedido calificando los hechos como gravísimos  comunicando que están del lado del menor y sus padres para el ejercitar cuantas acciones legales sean pertinentes contra el agresor, iniciando un expediente por lo sucedido del que se dará cuenta también a la Real Federación Española de Golf vía Federación Cañaría de Golf, debido a que los hechos se produjeron dentro del campo y mientras se practicaba la actividad.

Desde Par4Media lamentamos y condenamos enérgicamente lo sucedido y mostramos todo nuestro cariño a los niños y a sus padres. Encontramos el comportamiento del agresor completamente fuera de lugar y desproporcionado, fuera cual fuese el desencadenante de la agresión. Recordemos que eran menores de edad los implicados.


Afortunadamente los campos de golf son lugares seguros para nuestros hijos, pero de vez en cuando suceden cosas como estas que conmocionan al mundo del deporte en general.


Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir más noticias como esta:
Nombre(Obligatorio)

  • Lamentable que sucedan estas cosas, en cualquier parte, pero muchíiiisimo más en un campo de golf, donde todos damos por hecho que es un lugar de relax y tranquilidad.
    Un fuerte abrazo para los chicos y su familia.

  • Lamentable
    Evidentemente es un caso aislado que no se ha dado NUNCA en un campo de golf que yo conozca. Y no debe relacionarse con el golf sino con la actuación puntual y lamentable de un “individuo” , por definirlo de alguna manera.
    Desconozco porque alguien puede actuar de esa manera tan brutal, evidentemente es una persona desequilibrada y deberá responder ante las autoridades correspondientes y tener un castigo cuanto menos similar al daño físico y moral causado al agredido y familiares del mismo que deben estar sufriendo las consecuencias de esta brutal agresion.

  • Estas cosas son las que no tienen que pasar nunca,ni dentro ni fuera de un recinto deportivo,,y mucho menos en nuestro deporte que siempre a sido conciderado un deporte limpio que al carecer de coctacto físico,como otros deportes que conllevan más al rose, y aún más siendo un adulto contra menores ,hay que tomar cartas en el asunto y que este individuo si es que se le puede llamar así no vuelva a pisar un campo de golf,y un saludo a todos los amigos de (PAR 4 MEDIA)

  • Espero que caiga todo el peso de la ley sobre este individuo no me sorprende que los acompañantes se marcharan y no quisieran jugar con el por algo será espero que los niños estén bien y sigan jugando al golf que esto es raro que pase en un campo de golf

  • Recuerdo que siendo Gerente,los no Socios Extranjeros o no ,tenían que ser invitados por un Socio del Club.
    Creo indispensable saber el Socio que invitó a este Energúmeno.
    Deseo una próxima recuperación del afectado.
    .

  • Convendría oír otras versiones antes de pronunciarse . Al parecer ha habido algo más y ya determinará el juez y la federación.

    • Buenas tardes Javier.
      Efectivamente la reacción de este individuo debió estar provocada por algo o alguien, pero eso no justifica nunca la agresión a otra persona y menos aún a un niño.
      Saludos.
      JR

      • Que se me entienda. No justifico la agresion en ningún momento.. pero hay otras versiones diferentes que no son tal y como se relatan aquí. Por eso digo que los insultos y valoraciones personales tan negativas a una de las partes debieran quedar a la espera de conocer la realidad de los hechos..

        • Hola Javier.
          ¿Valoraciones tan negativas a una de las partes? Nosotros sólo hemos narrado lo sucedido obviando detalles que no podemos poner por estar en una investigación en curso. La agresión se produjo tal y como narramos porque así lo declaró el agresor nada más terminar de jugar. Repito que en los momentos previos a la agresión algo o alguien tuvo que provocarla pero que eso nunca es motivo para agredir a nadie y menos a un menor.
          Así que lo único claro es que un adulto agredió a un menor con un puñetazo en la nariz que casi se la parte y con un palo de golf en la cabeza. Y repito que digo que es lo único claro por que son datos que el propio agresor narra nada más llegar a la casa club.
          Ahora la justicia deberá entrar en los pormenores de lo ocurrido.
          Saludos.
          JR

          • Buenas tardes José. Las valoraciones negativas me refiero a los comentarios personales que han colgado algunas personas. No obstante y respecto a la versión publicada,, no tengo nada que decir pero también es cierto que habría que oír los detalles en los que la agresion (injustificable) se produjo pues de lo que ha dicho el menor, según personas que lo habían dejado pasar unos hoyos antes, la versión no coincide. Lo que trato de decir es que a pesar de que los hechos son totalmente recriminables y ya la justicia lo pondrá en su sitio, los comentarios insultando a una de las partes no me parecen correctos. Es mi opinión y te agradezco que me permitas expresarla aquí.
            Un saludo.

    • Ya he oido varias versiones y todas coinciden en que “el tipo” agredió BRUTALMENTE al menor sin que este le hubiera provocado. Además el tipo continuó jugando como si la cosa no fuera con él, sin prestar asistencia de socorro. Su falta de empatía (la de usted, no me refiero al agresor) ante una agresión tan brutal por parte de un adulto a un menor, me deja perpleja. ¿Tiene usted algún tipo de interés en defender a ese desalmado? ¿Es acaso usted uno de los socios de este Club que invitaron al violento y lo dejaron solo contraviniendo las normas de ese Club? Por supuesto que será el juez el que decidirá, pero su comentario está completamente fuera de lugar y resulta, cuando menos, “sospechoso”..

      • En absoluto. Ni una cosa ni la otra. Recriminó la agresion al igual que usted, quizá la única diferencia es que rechazo el insulto.
        Saludos

  • Lo ocurrido a estos muchachos no tiene nombre.

    Es la primera vez que en un campo de golf haya pasado algo similar.

    Espero y deseo que a ese individuo, se le prohíba de por vida pisar un campo de golf. A parte de pedir perdón a ese muchacho por esa brutal agresividad y daño físico, todo el peso de la ley deberá recaer a ese elemento.

    Es indignante una cosa así y espero que nunca más se repita.

  • Respeto para la Sociedad a la que perteneces ,esto es una cuestión de orden público no de deporte .

  • Buenas tardes , al leer el comentario de Javier De La Rosa me reafirmo en que es tan culpable el agresor como las personas que justifican a este tipo de personas. Quiero dejar totalmente claro que nada justifica una agresión pero es que además en este caso NO HUBO ni siquiera provocación. El agresor quiso adelantar a una partida integrada por dos menores sin esperar a que se le diese paso, seguramente este energúmeno no está acostumbrado a nuestras normas de educación y resuelve las cosas a piñas. Esta es la única versión de los hechos porque no solo está recogida en la declaración de la víctima sino que el agresor también lo reconoció a la Guardia Civil y se encuentra recogido de esta forma en el atestado. Me gustaría que no vuelva usted a intentar sembrar la más mínima duda sobre los hechos que SI ocurrieron como describe este medio porque, en mi opinión, quien trata de justificar o de buscar motivos para justificar las agresiones hace un flaco servicio a la justicia y a las víctimas. La connivencia convierte en copartícipe del delito, no lo olvidemos. Tolerancia cero a la violencia y recordemos todos que el jueves fueron esos niños pero mañana pueden ser los hijos o nietos de cualquier otro socio de este o de cualquier otro club.

    • Hola Raquel.
      Estoy seguro al 100% que el Señor De La Rosa no justifica la agresión y condena la misma. Creo que su opinión va más por el tema de si hubo o no provocación por parte de los menores, cosa que, aunque tenemos datos de lo sucedido, no podemos hacer público por estar en curso una investigación judicial que derivará en juicio salvo que haya acuerdo por ambas partes.
      Aprovecho esta respuesta para comunicar que se han borrado tres contestaciones (dos de una misma persona aunque escribiendo desde dos cuentas de correo diferentes), porque contenían insultos dirigidos hacia el agresor, la víctima y/o el que suscribe y esto no es admisible. Aquí se pueden vestir todas las opiniones siempre y cuando se haga desde la moderación y respeto.
      Saludos.
      JR

      • Gracias. Sabes que es así y te agradezco esta publicación aclaratoria. Puedo entender que quien no me conozca interprete mis palabras erróneamente pero no es justo ni de recibo algunos de los comentarios que sobre mi persona, tanto las señoras Raquel y Elia han vertido sobre mi. No puedo permitirlo.
        Un saludo y gracias de nuevo.

        • Hola Javier.
          Quiero entender que esos comentarios se deben a una mal interpretación de tus palabras. Como bien explicas en ningún momento justificas ni esta ni ninguna agresión.
          Por ello ruego moderación en las respuestas para no tener que llamar al orden.
          Saludos.
          JR

  • Mire, en ningún momento he justificado la agresion, como usted dice, y lo vuelvo a ratificar, pero sigo manteniendo que los insultos sobran. También sobran sus incriminaciones sobre mi persona pues acusarme de connivencia con algún delito puede traerle a usted más de un problema..

  • Bueno, JR, creo que el Sr. de la Rosa se ha expresado correctamente y que todos hemos entendido que estaba justificando, de una forma u otra, al agresor y sembrando dudas, tirando la piedra y escondiendo la mano… De cualquier modo, no entiendo cómo usted puede estar 100% seguro de que el Sr. de la Rosa no justifica la agresión y no la condena, después de haber leído su comentario, cuya redacción y expresión es muy clara. 1+1=2 y la implicación actúa en doble sentido.
    Por otro lado, habrá querido decir usted que han sido borradas “CINCO” contestaciones, dos hechas desde la misma cuenta de correo, dando su apellido y no ocultando su identidad. Conozco a esa persona. En ningún momento ha insultado a nadie, ni al agresor, ni a la víctima, ni al que suscribe. Así que sus cuentas no me cuadran.
    Por ahí tengo la foto de los comentarios que usted se ha permitido el lujo de borrar, en los que NO se ha insultado a nadie. Deje, al menos de justificar al Sr. de la Rosa, que si ha tenido la falta de tacto de escribir un comentario como el que ha escrito, esperemos todos que tenga la agudeza mental de defenderse el solito.
    Como no entiendo bien qué criterios usa usted para la censura, pues tengo pruebas de que no son los que usted dice que ha usado, tampoco espero leer este comentario mío más tarde.
    Un cordial saludo, pero las cuentas claras.

    • Buenos días María Elía.
      Le respondo por patrtes:
      1.- Estoy seguro al 100% que no justifica la agresión por dos motivos, uno porque conozco al Sr. De La Rosa desde hace muchos años y nunca ha justificado la violencia y dos porque él mismo lo dice. No seré yo el que ponga en duda sus palabras.

      2.- La moderación de los comentarios lo hace en primer lugar el propio sistema, que si detecta palabras mal sonantes, insultos o expresiones que ellos califican como “not suitable”, directamente lo ponen en bandeja de Pendiente de moderación por redacción. Así que como verá, los comentarios que no se han publicado contienen alguno de estos elementos. Salvo que usted sea gestora de esta web no tiene acceso a esos datos y, por lo tanto, no puede decir los que se han moderado y los que no ni las palabras que contenían. Le puedo decir que alguno era bastante subido de tono.

      3.- Como verá aquí se publican todos los comentarios siempre y cuando cumpla con las normas de respeto antes descritas, así que no sé porque se sorprende de ver publicado el suyo.

      Saludos.
      JR

    • Que me defienda yo solito? De qué? Le he dicho que condenó la agresión al igual que usted, pero sigue erre que erre con su paranoia.. Se lo voy a decir con mayúsculas a ver si así lo entiende:CONDENÓ esta agresion igual que cualquier otra.. Otra cosa es que me crea la versión que se publica tal y como está, y tengo todo el derecho del mundo a creérmela, o no.

      Eso, que parece ser que es lo que usted le molesta, se llama libertad de opinión. El agresor, y aquellos responsables de su invitación, tendrán que pasar por donde sea y recibir el castigo que les corresponda pero eso al parecer no es lo que usted le importa. Usted pretende que yo tenga que coincidir plenamente con lo que usted dice y hasta ahora le ha importado tres pitos que yo me ratifique una y otra vez en la condena de la agresión. Pues ahí se quedó usted con sus pensamientos.

      • Buenas tardes.
        En vista de que han quedado claras todas las posturas y opiniones cerramos comentarios.
        Reitero las gracias a todos por sus opiniones.
        Saludos.
        JR



  • © Todos los derechos reservados.

    Ir hacia arriba
    >
    Send this to a friend