Buscar
Generic filters

Banner web 1140x380 1

LA CONCENTRACIÓN (1)

 |  Jose Royo  |  ,

Por Francisco González, Entrenador de Golf de la WGTF – World Golf Teachers Federation y Mental Coach del Golf Psychology Coaching Certificate de la National Training Academy – European PGA.

La mayoría de los/as golfistas estarían de acuerdo en que la concentración es una de las habilidades más importantes requeridas para jugar bien al golf. La concentración, o enfoque, es una habilidad que puede ser mejorada y podemos definirla simplemente como la habilidad para dirigir tu completa atención.

En el campo de juego puede haber gran cantidad de distracciones externas tales como otros jugadores, la puntuación, los espectadores, el ruido, el clima, y también pueden existir distracciones internas como pensamientos negativos, dudas, tensión, ansiedad y nervios.

Los mejores jugadores reconocen las distracciones y tienen la habilidad para reenfocarse en aspectos relevantes sobre lo que tienen que hacer en cada momento y aunque esto puede parecer muy simple, todo jugador/a debe entender que las distracciones, tanto internas como externas, pueden perturbar su habilidad para concentrarse hasta en las tareas más simples.

La naturaleza del enfoque o concentración puede ser interna o externa, como también puede ser amplia o estrecha.

El Enfoque Interno ocurre cuando el golfista se dirige dentro de sí mismo para revisar ideas o estrategias, o para procesar una información o un movimiento.

Un ejemplo de un Enfoque Interno Amplio sería decidir qué tipo de golpe elegir de un número de alternativas.

Un ejemplo de un Enfoque Interno Estrecho sería la sensación de hacer el swing antes de mover el palo.

El Enfoque Externo es cuando se cambia la atención a algo que está fuera de uno mismo como, por ejemplo, la posición de la bandera, los obstáculos, el objetivo o la bola.

Un ejemplo de Enfoque Externo Amplio implica el poner la atención en la distancia de una posición de la bandera, o situar los obstáculos que la rodean, o percibir la dirección del viento.

Un ejemplo de Enfoque Externo Estrecho involucra poner la atención exclusivamente en el objetivo, o en la bola, o una hoja de hierba enfrente del hoyo al ir a hacer el putt.

En el golf, el foco cambia regularmente a lo largo de una ronda pues las variables del juego son muy numerosas y exigentes de manera que, la mayoría de las veces, los errores o los malos desempeños y rendimientos que les ocurren a los/as jugadores son debidos a que su atención está en el peor sitio en el peor momento. Por ejemplo, cuando un jugador tiene demasiado enfoque interno al ir a ejecutar un tiro casi siempre fallará el objetivo esté este cerca o lejos.

Si los golfistas cambiaran su atención y estrecharan su enfoque para tomar en cuenta los detonantes externos como la posición de la bandera o el sitio dónde caerá la pelota en el green, la mayoría de los golfistas, con más o menos buenos swings, generalmente realizarían tiros mejores. El desempeño deficiente en golf usualmente ocurre cuando nuestro enfoque está mal dirigido.

Estoy totalmente de acuerdo con Butch Harmon cuando dijo: los jugadores necesitan saber las diferencias entre tratar de pegar los tiros (enfoque externo) y tratar de hacer swings de golf (enfoque interno). Los problemas habitualmente surgen cuando los jugadores dirigen su atención muy internamente a pensamientos técnicos sobre el swing, golpe de putt, etc.

En todo caso no podríamos hacer el swing si no tuviéramos la habilidad para atender selectivamente a ciertos pensamientos o indicadores perceptuales del ambiente. La mente funciona de modo que diferencia entre lo que sí vale la pena enfocarse y lo que no es necesario. A esto le llamamos “indicadores de desempeño de las tareas relevantes” porque son las cosas más importantes en las que uno se debe enfocar para una ejecución exitosa de cualquier habilidad.

Las investigaciones han demostrado que el desempeño puede mejorar sustancialmente al atender a los indicadores relevantes a la tarea. En el golf éstos indicadores relevantes se integran dentro de la rutina previa al golpe aunque puedan cambiar ligeramente de un individuo a otro (esta es una de las tareas que como coach mental debo encontrar con el jugador/a).

Pero aunque le pueda resultar extraño, no existe mejor forma de integrar las habilidades de concentración que una Rutina Pre-Golpe, pues un jugador/a sin rutina previa al golpe jamás podrá desempeñarse consistentemente bien en golf.

Una Rutina Pre-Golpe adecuada:

Ayuda a acceder a los Indicadores de Desempeño

Ayuda a traer al jugador/a al presente cada vez que vaya a hacer un golpe

Ayuda a concentrarse, bloquear distracciones y refuerza la confianza

La filosofía en la que se funda el Método FG Golf Mental Coaching está constituida por un decálogo de principios y en su Postulado 7 se dice: Su rutina es la llave maestra de sus aciertos.

En el próximo post les hablaré de la Rutina Pre-Golpe, de los Indicadores de Desempeño Relevantes y del necesario uso de los hemisferios cerebrales para llevar a cabo todo ello, y, ya saben, pueden contactar conmigo que estaré encantado de ayudarles.

Además de aquí en Par4Media puede seguir los artículos en: el Blog de la web, en Facebook (@FranciscoGlezFdez) e Instagram (@golf_mental_coaching)

Foto: AFP


Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir más noticias como esta:
Nombre(Obligatorio)

Más Comentadas

callaway 600x284 1


© Todos los derechos reservados.

Ir hacia arriba
>
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
Send this to a friend