Buscar
Generic filters

Banner web 1140x380 1

Errores en el juego mental (2).

 |  Redacción  |  , , ,

Foto Golfmentalcoaching.com

Por Francisco González, Entrenador de Golf de la WGTF – World Golf Teachers Federation y Mental Coach del Golf Psychology Coaching Certificate de la National Training Academy – European PGA.

En esta última entrega les presento el resto de los principales errores que se cometen en el juego mental del golf. En este y en el anterior post he tratado de mostrarles, de manera resumida, un compendio de los mismos con la esperanza de hacerles ver la necesidad de prestar atención a sus comportamientos, acciones y actitudes durante el juego, con la convicción de que haciéndolo mejorarán su juego.

SOBREPENSAR SU SWING Y SOBREANALIZARLO

Bastan un par de golpes malos o fallados para que la mayoría de los/as golfistas se pongan a analizar su swing, pasando de esta manera a enfocarse internamente y a concentrarse en las acciones técnicas que están haciendo o que deben hacer.

Ese comportamiento es muy poco eficaz porque al hacerlo pierden su conexión con el foco externo, el objetivo, la intención que se quiere con el golpe y, con ello, se empieza a generar tensión, ansiedad, miedos, dudas y el ritmo y el tempo cambian, todo lo contrario a lo que se necesita para realizar un golpe con libertad y compromiso.

Es normal tener un poco de conciencia (sin control) sobre lo que tiene que hacer el cuerpo pero ¡es el golpe lo que hace el swing, no el swing lo que hace el golpe! Tratar de controlar conscientemente lo que hace el cuerpo es totalmente contraproducente y dificulta los movimientos a realizar. Debe confiar en lo que sabe hacer, debe permitir que su subconsciente le diga a su cuerpo lo que tiene que hacer y pensar sólo en su objetivo y su intención.

Si a pesar de todo quiere que su mente consciente se ocupe de su swing le daré un par de consejos. Uno: céntrese en su tempo. Contar en el backswing y en la transición ocuparán a su mente liberándola de otros pensamientos y le ayudarán a mantener un ritmo armónico y suave. Y Dos: mire el objetivo y tome consciencia del mismo, luego mire la bola y mantenga la consciencia en el objetivo, vuelva a mirar el objetivo pero ahora mantenga la consciencia en la bola, repita la secuencia las veces que quiera, dos o tres es suficiente para ocupar su mente de forma atlética.

CREER QUE LOS PENSAMIENTOS POSITIVOS SON MEJORES QUE LOS NEGATIVOS

Necesita ser consciente de sus pensamientos y no dar poder a ninguno de ellos. Claro que a lo largo de una ronda le van a asaltar multitud de pensamientos pero si no se enfoca en ellos desaparecerán en unos segundos.

Existe la creencia de que los pensamientos son positivos o negativos y cuando se cree en este paradigma, se está creando una dualidad que le llevará a pensar que si sus pensamientos no son positivos se estresará, de manera que tendrá que buscarlos para evitar eso. Pero cuidado, porque entonces se estará apartando del presente, de jugar golpe a golpe de manera que su atención y concentración se resentirán. ¿Nunca pensó Hoy estoy que me salgo y luego su actuación fue un desastre?

Prefiero hablar de pensamientos funcionales y disfuncionales para el golf. Un pensamiento es funcional para el golf cuando es útil para lograr nuestros objetivos y al mismo tiempo nos permite integrarnos en la dinámica adecuada del juego, facilitándonos el rendimiento, la adaptación, el bienestar y el disfrute del mismo.

Procure no prestar atención a ningún pensamiento pero si lo hace que sea alguno que le ayude a mantenerse en el presente, enfocado en el golpe que tiene que hacer, que es dónde y cómo jugará su mejor golf.

NO TENER UN COMPROMISO CLARO

Todos tenemos hábitos condicionados. Cada uno de nosotros ha sido condicionado a lo largo del tiempo por nuestras experiencias, creencias, interpretaciones, sociedad, familia, etc. La psicología nos dice que el 90% de los pensamientos que tenemos hoy, los repetiremos mañana y al día siguiente y al siguiente. Cuando comprendemos verdaderamente que nuestros pensamientos desencadenan nuestras emociones, nuestras acciones y nuestros resultados, podemos ver cómo los mismos pensamientos desencadenan los mismos sentimientos, comportamientos y resultados para nosotros. El patrón condicionado se repetirá una y otra vez a menos que aprendamos a romper el patrón en algún momento.

La intención es una de las herramientas más poderosas que puede utilizar no solo para romper viejos patrones, sino también para crear nuevos. La intención también tiene la capacidad de fusionar la atención, la energía y el poder, y puede usarlos para elevar el nivel de su juego permitiéndole aprovechar sus habilidades de concentración y disminuir la tensión

¿Por qué la intención tiene unos efectos tan poderosos? Estoy de acuerdo con el Coach David Breslow cuando dice que estas son las razones:

Una intención fuerte y clara hace que la mente, el cuerpo y las emociones se alineen conduciendo a los pensamientos, sentimientos y acciones para conseguir el resultado deseado.

Cuando dejas claras tus intenciones, construyes confianza y te sientes más seguro porque TÚ estás tomando la decisión y no estás actuando por hábito condicionado.

La intención crea claridad. Cuando declaras una intención, aportas claridad a una situación y tu mejor golf se producirá cuando estés libre y despejado sobre la bola.

Los resultados son un subproducto de la intención. Es la intención la que influye en el resultado y no al revés. Si su intención no está clara o no es fuerte, sus resultados estarán en línea con eso. Cuando sus intenciones sean claras y fuertes, sus resultados también lo reflejarán.

La intención reduce el estrés. Los mensajes poco claros como la duda o el miedo envían mensajes confusos a sus sistemas nervioso y muscular provocando vacilación y tensión en su swing. La mente y el cuerpo aman la claridad porque produce confianza y comodidad internamente.

REACCIONAR ANTE LOS ERRORES

No son muchos los/as golfistas que le prestan especial atención a la rutina post-golpe y la realizan después de un tiro, y el llevarla a cabo correctamente tiene mucha más importancia de la que se le da.

Se tiende a simplificar el resultado de los golpes, o son buenos o son malos. Creo que hay golpes buenos o lo suficientemente buenos, pero no creo en los golpes malos pues estos, en realidad, son oportunidades de aprendizaje. Reaccionar mal, con ira, frustración o depresión ante ellos no ayuda en nada.

En mi método la rutina post-golpe consta de dos pasos muy sencillos de entender que después se complementarán con otras técnicas a realizar en la caminata entre golpes:

ACEPTACIÓN que consiste en admitir y tolerar, sea cual sea, el resultado de su golpe, y controlar las emociones que le puedan sobrevenir para seguir centrado y enfocado.
Claro que puede mostrar enfado por un mal golpe, es humano pero sea también inteligente y deje que esa reacción dure lo que dura la chispa que enciende un fósforo. Earl Woods le enseño a su hijo Tiger que después de un mal golpe solo podía dar 7 pasos enfadado antes de olvidarlo.

DESCONEXIÓN que significa que una vez que haya dado el golpe, deberá volver rápidamente a una situación “neutra”, tranquila, relajada y confiada que le llevará hasta activarse en el siguiente golpe que tendrá que hacer.

No olvide esto, hay un universo enorme de posibilidades, técnicas y herramientas que el entrenamiento mental del golf le brinda para progresar como persona y como golfista, con FG Golf Mental Coaching podrá descubrir ese universo.


Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir más noticias como esta:
Nombre(Obligatorio)

Más Comentadas

callaway 600x284 1


© Todos los derechos reservados.

Ir hacia arriba
>
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
Send this to a friend